RSS

Archivo de la categoría: Cosas de Niños

¡¡El coche es mío!!

escanear0002.jpgBueno, en esta foto ya no engaño tanto… se me ve la cara de bicho.

En este verano, mi hermano celebró su quinto cumpleaños, invitó a más de 20 niños. Lo celebró en casa y yo estaba por ahí en medio de todos los chicazos. Como la clase de mi hermano era sólo de chicos, pues mi prima (8 meses mayor que yo) y yo éramos las únicas niñas.

Yo estaba en mi salsa, con todos los juguetes por el suelo y rodeada de chicos que me hacían caso, que me mimaban igual que lo hacía mi hermano.

Mi hermano tenía un porsche dirigido que era casi más grande que yo y al que se le levantaban los faros. Yo siempre los levantaba y los bajaba con el dedo, pero entonces vino Chisco, uno de los amigos de mi hermano, y me dijo que había que hacerlo desde el mando, y con toda la paciencia del mundo me enseñaba a qué botón había que darle. Después me dijo “ahora hazlo tú”, yo cogí el mando y fue directo a su cabeza, y seguí haciéndolo con el dedo, mi madre me riñó, como es lógico, pero yo me puse a darle besitos y a abrazar a Chisco y me perdonó.

Y menos mal, porque ahora es más alto y más fuerte que yo, antes también lo era, pero le daba pena hacerme nada porque era pequeñita…

 
1 comentario

Publicado por en 2 de julio de 2007 en Cosas de Niños

 

Etiquetas: ,

¿Cómo son por dentro?

escanear0001.jpgParece mentira que viéndome sentada en ese piano, con un añito y medio, fuese capaz de hacer las trastadas que hacía… En esta foto parezco hasta buena, pero no os dejéis engañar.

Con esta edad, mis padres se despistaron de mí tan solo unos minutos, en los que aproveché para destripar, a la velocidad de la luz, cuatro coches del Scalextric y dos máquinas del Ibertren. Yo era una niña muy curiosa y quería saber por dónde salía la gente de esos coches, puesto que se movían como los de verdad. Pero tenía que asegurarme bien, no me era suficiente con un coche, no, tenía que hacerlo con cuatro, y porque no había más; así que después fui a por las locomotoras.

Me imagino la cara de mi hermano cuando entró en la habitación y me vió destripandos sus juguetes… Llamó a mi madre diciendo “Mamá, la tata me ha roto los coches”, pobrecillo, todavía no se había dado cuenta de las máquinas del tren.

Mi madre vino y me dijo “Rebeca, eso no se hace, le has roto los coches al tato”. Y mi pobre hermano, que me aguantaba todo y me tenía super consentida (lo reconozco), le dijo “mamá, es que es pequeñita y no se da cuenta”.

Esa misma tarde, mis padres fueron a comprar otros cuatro coches y dos máquinas del ibertren para que mi hermano pudiese jugar… Después seguí con mi manía de desmontar todos los juguetes, pero los coches y las locomotoras las dejé tranquilas, ya sabía como eran por dentro.

 
2 comentarios

Publicado por en 1 de julio de 2007 en Cosas de Niños

 

Etiquetas: ,

¿De dónde vienen los niños?

escanear0007.jpgA mediados del año 1979, mi madre supo que estaba embarazada de mí. La noticia a mi hermano se la dio mi abuela, que infravaloró los conocimientos que el niño tenía.

Fue a su habitación y le dijo: “Samuel, la cigüeña te va a traer un hermanito”

A lo que mi hermano, mirándole extrañado, contestó: “Abuela, las cigüeñas traen cigüeñitos, el hermanito lo traerá mi mamá en la tripa”

Después, Samuel se dirigió a la cocina, donde estaba mi madre y le dijo: “Mamá, tienes que hablar con la abuela, porque con los años que tiene ¡todavía no sabe de dónde vienen los niños!”

Eso nos pasa por inventar formas para que los niños vengan al mundo, si es más fácil que un niño lo entienda y lo vea de forma natural cuando se le dice la verdad…. Y además, con tres añitos, ¡mira que mi hermano era “salao”!

 
1 comentario

Publicado por en 29 de junio de 2007 en Cosas de Niños

 

Etiquetas: